ganesha

el señor de la buena fortuna

Ganesha (o Ganesh) es una de las deidades más conocidas y queridas del panteón hindú, y es la más reconocida fuera de la India. 

Es el dios de la Buena Fortuna, que brinda prosperidad, éxito y suerte.  Es el Señor de los nuevos comienzos, el que quita todos los obstáculos, tanto espirituales como materiales.  Pero también coloca obstáculos, cuando es necesario frenarnos.

Euge nos cuenta el mito:

Un día la diosa Parvati se preparaba para su baño, y como no quería que la molestaran le pidió a Nandi, el toro de su esposo Shiva, que guardara la puerta y no dejara pasar a nadie.

Nandi hizo lo que Parvati le pidió, pero cuando Shiva volvió a casa no pudo impedirle la entrada, ya que Shiva es su señor antes que nadie.

Parvati se molestó mucho, en especial por no tener a nadie leal a ella, como Nandi era leal a Shiva.

Así que tomó la pasta de cúrcuma que usaba para su baño, le dio forma y le infundió vida con su aliento, y así creó a Ganesha y lo declaró su hijo.

Cuando quiso volver a darse un baño, Parvati puso a Ganesha a cuidar la puerta.  Y pasó que cuando Shiva llegó, se encontró con un niño desconocido que le prohibía la entrada a su propia casa!

Furioso, Shiva les ordenó a sus ejércitos que destruyeran al niño, pero fracasaron.  Tal era el poder de Ganesha, al ser el hijo de la Diosa.

Sorprendido, Shiva decidió que debía pelear con el misterioso niño personalmente, y en su furia divina le cortó la cabeza a Ganesha, que murió al instante.

Cuando Parvati se enteró de esto, su enojo fue tan grande que decidió destruir toda la Creación.  Pero Brahma, el Señor de la Creación, naturalmente se opuso y le pidió que reconsiderara.

Parvati aceptó no destruir la Creación, con dos condiciones: que Ganesha fuera resucitado y que fuera por siempre adorado por encima de todos los demás dioses.

Shiva, al darse cuenta de su error en asesinar al hijo de su esposa, aceptó las condiciones.  Le pidió a Brahma que trajera la cabeza del primer ser que se encontrara mirando hacia el Norte.  Pronto Brahma volvió con la cabeza de un elefante grande y poderoso, que Shiva colocó en el cuerpo de Ganesha.  Le infundió vida con su aliento y lo declaró su hijo. Le dio un lugar principal entre todos los dioses y lo nombró Ganapati, líder de todos los ganas (clases de seres, desde los insectos, animales y humanos hasta los seres sutiles y celestiales).

descubre más cápsulas mitológicas

No posts found!

Ponte en la lista

Entérate de todos nuestros cursos, eventos y ofertas especiales
0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío