IMBOLC

BENDECIR LA SEMILLA

El 1 y 2 de febrero marcan una celebración dedicada a la cara más joven de la Diosa: la luna creciente, la doncella, la Virgen.

Los días se alargan, el calor del Sol cobra fuerza y empieza a derretir el hielo. Las semillas que dormían enterradas bajo la nieve se abren y los animales que hibernaron empiezan a bostezar y a estirarse.

En la tradición pagana este festival se conoce como Imbolc, que viene del antiguo irlandés oimelc y significa “leche de oveja”, porque las ovejas están a punto de parir a sus crías, y su leche empieza a manar. También está asociado con Brígida, diosa celta del fuego, y una de las santas patronas de Irlanda que lleva el nombre de la diosa.

El cristianismo redefinió este festival como el día de la Purificación de María y la Presentación del Niño Jesús, mejor conocido como el día de la Candelaria, porque al igual que el festival de Santa Brígida, se celebra con muchas velas prendidas.

También es el día en que se bendicen las velas para las liturgias de todo el año y el grano que se va a sembrar en el ciclo agrícola que empieza.

Este momento nos llama a empezar a estirarnos y salir del sueño, a prepararnos para un nuevo ciclo y a bendecir las semillas que queremos cultivar este año.

Imbolc

1. LA SEMILLA

Esta carta representa el sueño, deseo o propósito que queremos cultivar durante este año, que se ha estado gestando lentamente bajo la nieve del invierno.

2. DESPERTAR

La carta que aparezca en esta posición nos va a decir qué es lo que está despertando en nosotros, o cómo esa semilla (carta 1) se va a empezar a abrir.

3. ESTIRARSE

Lo que debemos hacer para sacudirnos el sueño, la nieve y el frío, y abrirle el camino a nuestra semilla que apenas germina.

4. LA NIEVE

Eso que nos tira para atrás, los miedos y las inseguridades que nos hacen dudar de nosotros y amenazan con sofocar nuestro sueño.

5. EL SOL

Lo que derrite la nieve y restaura nuestra confianza en nosotros mismos y en el universo. Son influencias externas que nos ayudan a lograr nuestros sueños.

6. EL AGUA

Una vez que el sol derrite la nieve, se convierte en agua, y no solo ya no va a dañar nuestra semilla, sino que la va a alimentar.

7. LA TIERRA

La tierra es nuestra mente, nuestra actitud. Puede ser fértil y nutritiva, o dura y fría.

De nosotros depende que nuestra semilla pueda crecer.

8. EL AZADÓN

Esta carta nos dice cuáles son las herramientas o las cualidades con las que podemos trabajar para remover nuestra tierra (carta 7) y prepararla para el cultivo.

9. LA FLOR

Este es el resultado del trabajo: la flor que va a nacer de esa semilla que dormía bajo la nieve.

Ponte en la lista

Entérate de todos nuestros cursos, eventos y ofertas especiales
0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío