Las Moiras

Las Moiras (también llamadas Parcas o Fatae en latín) son tres diosas tejedoras que les asignan los destinos individuales a los mortales cuando nacen.

Se llaman Cloto (la que hila), Láquesis (la que asigna la suerte) y Átropos (la inflexible). Están asociadas con el nacimiento, la vida y la muerte, respectivamente.

Euge nos cuenta el mito:

En los primeros recuentos mitológicos se les considera hijas de Nix, la diosa de la noche, y Érebo, el dios de la oscuridad y la sombra. Después se les asigna otra ascendencia y sus padres son Zeus y Temis, la diosa de la justicia. En la cosmogonía órfica ya se les considera hijas de Ananke, la diosa de la necesidad. En cualquier caso, el poder de las Moiras es tan grande que ni siquiera Zeus puede revocar sus decretos.

En La República de Platón hay un diálogo titulado El mito de Er, que recuenta con detalle cómo las Moiras les asignan sus destinos a los humanos. Er es un soldado que muere en batalla y llega a los Campos Elíseos, a donde van todas las almas que no están encarnadas en la tierra. Ahí Er ve cómo cada alma elije la vida que desea vivir en su próxima encarnación. Por ejemplo Ulises, que acababa de pasar por la Odisea, elije una vida tranquila y cómoda. Así cada alma elije su destino según lo que desean experimentar, aprender, entender o vivir. Una vez que lo eligen pasan ante las tres Moiras. Cloto hila el destino, Láquesis mide el hilo y Átropos lo corta. Después las almas, ya atadas a sus destinos correspondientes, pasan debajo de Ananke, la diosa de la Necesidad y madre de las tres Moiras. Todo lo que pasa debajo de Ananke debe ocurrir, se vuelve necesario y por lo tanto inevitable. Después las almas cruzan el río del olvido, donde se lavan la memoria de todo este proceso, y nacen en la Tierra.

Las Moiras
Las Moiras

descubre más cápsulas mitológicas

Ponte en la lista

Entérate de todos nuestros cursos, eventos y ofertas especiales
0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío