Litha / Yule

Solsticios de Verano e Invierno

Solsticio de verano para hemisferio norte. Litha

Un solsticio muy celebrado para la magia, pues representa la potencia de la luz, fertilidad, abundancia, ya que el sol esta en lo alto, el punto más brillante y caluroso, donde se destierran los poderes de la oscuridad.

Es una celebración de mucha alegría, compartir y sensualidad. Suelen encenderse fogatas en las cuales quemar lo que nos atora, retiene o limita nuestro avance y evolución, sobre todo en las vísperas de la noche de San Juan (24 de junio) nombre dado en honor a la decapitación de San Juan Bautista, para los cristianos. También se extiende de Beltaine el salto por pequeñas fogatas para limpiar o quemar las energías negativas que acompañan. No obstante, el foco principal aquí es el fuego y el agua como representaciones del dios y la diosa.

También por tradiciones antiguas, representa la caída del rey roble por el rey acebo, para después renacer de nuevo el rey roble.

Este solsticio es unos de los que suelen festejarse en algunas tradiciones, en desnudez al aire libre si se permite el tiempo y la privacidad.

Como es muy probable que estemos en casa, podemos hacer una representación ritual desde nuestra mesa altar o espacio sagrado. Invocando los elementales, los dioses y en el centro de nuestro altar, posicionar una vela roja dentro del caldero o bandeja en su defecto, rodeada de sal consagrada y rociada con agua consagrada. Al encender la vela, podremos decir:


en tu altura iluminas mi sombra, en tu brillo arrasas mi oscuridad,
no para eliminarla, sino para darme claridad,
sostengo tu luz en lo alto, juego en tu calor mi ser,
lo que me detiene suelto, lo que me afecta dejo caer,
para en tu llama hacerlo arder”.

hoguera de litha

Procedemos a quemar en el fuego de la vela las cosas que nos detienen, como sus símbolos, o en otro caso, en papeles escritos con aquello que ya no deseamos y que por tanto queremos superar. Dejamos caer las cenizas dentro del caldero, Si es posible, movemos y bajamos a nuestros pies para pasar 3 veces encima de él, visualizando como todo lo negativo se desprende y desintegra de su energía por el fuego. Una vez terminado, compartimos la ofrenda, comemos algo sencillo en compañía de los dioses, agradecemos y cerramos el ritual.

Las cenizas las enterramos para que se integren a la naturaleza.

Si llueve, procurar disfrutar mojarse bajo la lluvia y después cobijarse con una fogata, te de canela con miel, o cobijas calientes.

En el camino somos y en el camino nos encontramos.

Solsticio de invierno para hemisferio sur. Yule

Este es el solsticio que representa el inicio de año, donde la luz o el dios vuelve a nacer, los días comienzan de nuevo a alargarse poco a poco, dejando atrás la oscuridad en la que se había sumido, pero aún seguimos en invierno, para reflexionar en paz y disfrutar con los toros a través de los regalos que amenizan los momentos de frio y dificultad. Es parte del proceso de muerte y renacimiento.

Aquí se refiere a la expulsión del rey acebo, representación divina del año menguante, por el rey roble, del año creciente. Es el momento en que la diosa tiene al hijo prometido.

Es el momento de poner intenciones hacia lo que deseamos, lo que queremos en este nuevo año del ciclo de la vida. Por este motivo suele ponerse el fuego dentro de casa, el calor. Encenderse un tronco en la chimenea, una vela en el caldero, similar al opuesto solsticio de verano, pero con la intención de crear y desarrollar.

Como parte del ritual, suele tomarse un tronco que simboliza la naturaleza dentro de casa para brindar sostén, calor y esperanza, al que se le adornan con cuatro velas que representan los espíritus elementales y protectores, los puntos cardinales (en otras tradiciones tres velas como vida, muerte y renacimiento); estas velas se sostienen en el tronco adornado con hojas de abetos, cipreses, pinos y otros árboles de temporada. La intención es dar luz en esta parte de la rueda del año.

Tronco de Yule

Mientras se encienden las velas y en el caldero la vela roja se puede cantar:

“enciende tu luz y calor en mi ceno de amor y esperanza,
nace de entre la oscuridad el sueño de la vida y la prosperidad,
de tus rayos emerge sabiduría y abundancia,
con tu luz y calor inundas mi mundo de regocijo”

Como en el ritual anterior, se queman símbolos o papeles en esta ocasión con la intención de que eso sea lo que con ímpetu y energía creemos en nuestras vidas.

Se comparten regalos, una cena humilde y muchas risas y reflexiones.

descubre más entradas de magia

No posts found!

Ponte en la lista

Entérate de todos nuestros cursos, eventos y ofertas especiales
0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío