Responsabilidad

el opuesto positivo de la victimización

Hemos escuchado mucho quizá que parte del desarrollo personal y espiritual es salir de la victimización, esta idea de que todo nos pasa a nosotros, el mundo está en nuestra contra, las circunstancias son superiores y no podemos influir (como un 7 de bastos invertido o Loco invertido), las personas nos miran mal, el no puedo hacer nada, pobre de mí, nadie me entiende, no me salen las cosas, y un largo etc. Todos hemos pasado por este momento, pues incluso puede desarrollarse como un mecanismo de defensa, evadiendo el compromiso, la responsabilidad, el responder a situaciones que no deseamos o postergando quehaceres para salirnos con la nuestra. A veces, incluso, se siente rico sentirse víctima, ¿o no? Sin embargo, poco escuchamos de cómo hacerle para salir de esa situación o mood. La clave está en la responsabilidad.

victimblaming

Desde pequeños es más fácil que nos enseñen quien tiene la culpa, cosa que indica quien o que ha hecho o producido algo por lo que se tiene alguna consecuencia. Sin embargo, de poco o nada nos sirve culparnos o culpar al otro si no se acompaña de una acción que sea limite, consecuencia o tratado con intención de resolver o hacerse cargo de las cosas. Es la clave, hacerse cargo. Ser responsable es hacerse cargo de las cosas, pero en ocasiones no sabemos cómo, porque poco nos enseñan a tener y desarrollar habilidades para responder ante las circunstancias, pues eso es en todo el sentido de la palabra RESPONsHABILIDAD; habilidad para responder ante una situación. Por lo tanto, requerimos conocer cuáles son nuestras habilidades para responder a distintas situaciones, revisar si las tenemos, si las podemos adquirir, aprender o desarrollar y fortalecer para entonces tener más recursos como respuesta (pensada y no reactiva) ante lo que se presenta.

Habrá algunas ocasiones en que requerimos ser claros al responder, y en vez de evadir, ocúltanos, no dar la cara, o desaparecer, podemos ser asertivos para confrontar con lo que sentimos y pensamos auténticamente sin que genere un conflicto o por el contrario lo resuelva; en otras circunstancias, podremos vivenciar el enojo y recalar o llevarlo con alguna persona a nuestro alrededor, y por lo tanto en vez de justificarlo como un “así soy” podemos desarrollar tolerancia a la frustración, manejo de la ira y el enojo, así como el autoconocimiento para identificar de donde surge.

víctima

En muchas ocasiones podremos identificar que no sabemos cómo responder, no tenemos la habilidad, pero sí que podemos pedir apoyo de los demás para adquirir esas habilidades o desarrollarlas si no son suficientes, hacerlo con nuestros familiares, terapeutas, coaches, profesores o instructores. Es por eso que además del trabajo personal, hacer cursos para adquirir nuevos conocimientos y habilidades hoy por hoy es muy importante. ¿Cuáles habilidades requieres para responder a qué circunstancias?

control-your-life

descubre más entradas de coaching

No posts found!

Ponte en la lista

Entérate de todos nuestros cursos, eventos y ofertas especiales
0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío