Sarasvati

Sarasvati es la diosa de la sabiduría, la escritura, el arte y el conocimiento. Es la diosa de los nerds, en pocas palabras.

Es la esposa de Brahma, pero en algunos textos primero había sido esposa de Vishnu. Existen varias historias distintas y contradictorias sobre Sarasvati, y hoy les voy a contar dos de las más famosas.

Euge nos cuenta el mito:

Cuenta una de estas leyendas que Vishnu tenía tres esposas: Lakshmi, Ganga y Sarasvati. Ganga era muy seductora y Vishnu mostraba una clara preferencia hacia ella. Sarasvati trataba de controlar sus celos, pero un día perdió el control y atacó a Vishnu con rencor, acusándolo de ser injusto y no darle las mismas atenciones que a sus otras esposas.

Vishnu se fue después de escuchar su diatriba, y Sarasvati dirigió su ira hacia Ganga. La arrastró de los pelos y la insultó, y Lakshmi trató de interponerse entre ellas y calmar a Sarasvati. Entonces la diosa enfurecida se lanzó sobre Lakshmi y la maldijo: “tú, que te quedas ahí sin hacer nada, inmóvil y muda, serás una planta o un río.”

Al ver que esto, Ganga también se montó en cólera y maldijo a Sarasvati. “Tú también serás un río, y los peores pecadores del mundo se bañarán en tus aguas. Tendrás que cargar con todos sus pecados y su suciedad.” Y por supuesto la cosa no quedó ahí, porque Sarasvati le devolvió la maldición y también Ganga terminó convertida en río.

Así las tres diosas se convirtieron, respectivamente, en los ríos Padma, Ganges y Sarsuti. Los tres fluyen desde los picos del Himalaya, son ríos sagrados y la gente se baña en ellos para purificarse de sus pecados.

En otro mito, es Brahma quien crea a Sarasvati como su consorte. Brahma es el creador de todo, y en los primeros días de su creación miraba su obra y encontraba que nada tenía pies ni cabeza, todo existía en un caos primordial. Brahma se preguntaba cómo meter orden en ese desorden. Y en su mente pudo oír la voz de Devi, la Diosa, que le respondió: “Con conocimiento.”

Entonces Brahma pensó en Sarasvati, y al pensarla la creó. Ella salió de su boca anunciada por un pavorreal y montada sobre un cisne, vestida toda de blanco, sin adornos ni joyas. En las manos traía una vina (instrumento musical hindú), los libros sagrados y un rosario. Ella es la conciencia, el conocimiento la sabiduría. Ella le enseña a Brahma a encontrar orden en el caos.

sarasvati

Gracias a ella, Brahma de pronto empieza a escuchar la armonía de los mantras en la cacofonía de todo el ruido que existía. De esta armonía surge la prana, que es la energía vital, es el aliento de vida que mueve todo. De pronto el Sol comienza a amanecer y atardecer, los humanos empiezan a vivir y morir, todo se empieza a ordenar en ciclos, empieza a tener un ritmo, una melodía, una cadencia.

Brahma estaba enamoradísimo de Sarasvati. Le parecía tan hermosa que jamás quería que estuviera fuera de su rango de visión, y por eso se dio cuatro caras, para poder mirar a la vez en las cuatro direcciones y ver a su esposa, donde quiera que estuviera.

Pero Sarasvati encontraba los avances de su esposo sumamente irritantes. Ella había venido al mundo con aspiraciones nobles y elevadas como el arte y el conocimiento, y no para satisfacer los deseos mundanos de Brahma. Así que tomó la forma de una vaca para esconderse de él; pero él tomó la forma de un toro. Entonces ella se convirtió en yegua, y él en semental. Y así ella fue tomando las formas de las hembras de todos los animales que existen, y Brahma de los machos, y juntos crearon todo.

Finalmente, Sarasvati se cansó de la persecución y maldijo a Brahma. Lo acusó de no merecer veneración ni honor alguno, y es por eso que, a pesar de ser uno de los dioses más importantes del panteón hindú, a través de la historia se le ha dado muy poco culto, y existen pocos templos en honor a Brahma.

sarasvati-y-brahma

Ponte en la lista

Entérate de todos nuestros cursos, eventos y ofertas especiales
0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío